Mujer dice que le quedó el brazo con imán, luego de recibir la vacuna
La mujer insiste en que le quedó el brazo con imán, luego de recibir el biológico, un efecto que le duró por menos de dos días.
Redes de Rocío Gómez
20 Jul 2021 04:14 PM

Mujer dice que le quedó el brazo con imán, luego de recibir la vacuna

Germán
Espejo
@gerespejo
Esta es la nueva teoría conspirativa alrededor de las vacunas, ¿Fake o realidad?

El mundo sigue dando pasos gigantescos, en el camino de la inmunización para ir superando la pandemia. En ese camino, la vacunación avanza a toda marcha en varios país. Sin embargo, aún hay quienes han puesto a circular toda serie de teorías conspirativas en contra de los biológicos.

Recientemente, se conoció que está circulando en redes la versión de que quien es vacunado contra el coronavirus, puede ponerse algunos objetos con magnetismo y estos se quedan pegados a la piel.
 

Al respecto, quienes lanzan esta insólita advertencia dicen que es parte de la reacción a la vacuna, una situación que lógicamente ha sido desmentida por los expertos y especialistas.

Aun así, una mujer en Argentina se mostró en redes supuestamente probando lo que sucede con la vacuna. Rocío Gómez, la protagonista de la historia, divulgó en sus redes unas fotografías donde advierte que su brazo quedó imanado tras haber recibido la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

Según las fotos que ella presentó, se trata de un efecto que le provocó el biológico y que ha llevado a que en su brazo queden algunos objetos.

En diálogo con los medios TN y 0221 de argentina, Rocío Gómez dijo que se vacunó sin mayores contratiempos en uno de los puestos de La Plata. Al regresar a casa, su pareja le pidió hacer una prueba porque había visto el tema del brazo imanado en las redes sociales. Su asombro vino al vivir el supuesto efecto de la vacuna.

“Mi pareja se reía, yo que no creo en esas cosas virales, no le di mucha bola. Agarró unos clips de oficina normales y otros que son como mariposa, más pesados, y me los empezó a poner en el brazo donde me habían aplicado la vacuna. El decía que se me iban a quedar pegados, me parecía una locura, una cosa rara de Internet…. No se caían, se me quedaban pegados. Yo movía el brazo a ver si se corrían y nada”, dijo Rocío. 

Tras sacar las fotos y publicarlas en sus redes, ella dijo que lo acontecido apenas le duró durante un día y medio. De hecho, ella misma se puso un cuchillo que acabó adherido a su piel.

Al margen de la polémica que su versión puede causar, ella misma ha dicho que pese a este efecto secundario se volvería a vacunar contra la covid. “Yo me la hubiera puesto igual a la vacuna, sabiendo lo del magnetismo del brazo, me parece importante vacunarse y la mejor es la que uno recibe. Yo fui contenta, si hoy me dijeran que iba a tener ese efecto, lo haría igual. Es curioso y raro, y por suerte llegué a documentar con fotos”, finalizó. 

Pero Rocío Gómez no ha sido la única que ha levantado ampolla con dicha versión. Son varios los usuarios de redes sociales que han hecho esa supuesta advertencia. 

Mujer dice que le quedó el brazo con imán, luego de recibir la vacuna
La mujer insiste en que le quedó el brazo con imán, luego de recibir el biológico, un efecto que le duró por menos de dos días.
Redes de Rocío Gómez

Respuesta de la ciencia al supuesto brazo con imán tras vacuna

Sobre el tema, la agencia AFP ha buscado a una serie de expertos sobre el tema. Thomas Hope, investigador de vacunas y profesor de biología celular y del desarrollo en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, dijo que no es posible esa versión de muchos internautas porque no hay nada en las vacunas con lo que un imán pueda interactuar.

Según el científico, en los biológicos hay proteínas, lípidos, sales, agua y sustancias químicas que mantienen el pH. Por eso, a la luz de la ciencia, lo que están mostrando muchos en redes sociales es prácticamente imposible.

Además, el doctor dijo que si las vacunas llevaran algún tipo de sustancia metálica, tendrían que poner una pieza de metal bastante sustancial debajo de la piel para que los imanes se adhieran.

En el mismo sentido, el doctor Nicolás Torres, del Laboratorio de Inmunopatología del IBYME-CONICET, dijo a AFP que las vacunas llevan material genético, proteínas y algún azúcar. En ese sentido, insistió en que ninguna de estas moléculas tiene propiedades magnéticas fuertes como para pegar un imán.

Fuente
Sistema Integrado Digital