Uniformados de la Sijin asesinados en Tibú
Cortesía Policía Nacional
8 Mayo 2021 04:59 PM

100 millones de pesos para quienes brinden información por el asesinato de dos policías en Tibú

Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo
La Policía denuncia plan pistola por parte del Eln y Disidencias de las Farc.

La acción violenta registrada en el casco urbano de Tibú, en donde murieron dos policías y un oficial resultó herido, las autoridades responsabilizan a disidencias del frente 33 de las Farc.

El director Nacional de la Policía el General Jorge Luis Vargas dijo que en la zona del Catatumbo se ha registrado una retaliación de los grupos armados, como disidencias de las Farc y Eln, ante los operativos que se viene realizando allí en contra del narcotráfico.

"La Policía nacional ofrece hasta 100 millones de pesos para quienes briden información de los autores de esta acción violenta que ha dejado un gran dolor a dos familias de nuestro país", dijo el General Vargas.

Igualmente, el alto oficial denunció que se viene ejecutando en todo el país, el plan pistola por parte del Eln y disidencias de las Farc cuyo objetivo es asesinar a los policías quienes salen en cumplimiento de su deber.

"Se han ordenado a especialistas en materia de esclarecimiento  de homicidios de policías,  avanzar en las investigaciones pertinentes, en otras regiones del país, el clan de golfo y otras estructuras criminales también vienen participando de la muerte de nuestros policías", dijo el General Vargas.

Los uniformados, que hacían parte la Sipol en Norte de Santander y que perdieron la vida en el lugar del ataque, fueron identificados como los patrulleros Deiby Fabián Mora Araque y Edwar Leonardo Torres Caicedo. En el hecho también resultó herido en su brazo derecho el capitán Carlos Eduardo Vanegas Gonzáles, quien fue trasladado hasta el hospital de Tibú, los galenos informaron que su herida no registra gravedad.

Lea tambiénHostigan puesto de Policía en Norte de Santander

Las autoridades establecieron, que el ataque fue cometido por tres sujetos que llegaron hasta una fuente de soda donde estaban los policías de civil y luego de identificarlos empezaron a disparar indiscriminadamente con arma larga, sin importarle la presencia de otras personas en el lugar.