Mujeres excombatientes crean su propia línea de ropa
Cortesía: Ixora
22 Jul 2021 02:28 PM

Ixora: de las armas a la aguja de las excombatientes del Catatumbo

Fabián
Silva Ramírez
@fabiansilva26
Fueron 120 horas de capacitación en arte, costura y confección para la cerca de 15 mujeres.

En el antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, ETCR, en Caño Indio, municipio de Tibú, Norte de Santander, 15 mujeres que antes se dedicaban a empuñar un arma, ahora en sus manos toman tela, hilo, máquinas de coser y crearon su línea de faldas, llamada Ixora.

La Ixora, es una flor típica de Norte de Santander, en la cual estas mujeres se inspiraron para crear su nueva empresa de costura, en el lanzamiento de este nuevo emprendimiento, las excombatientes estuvieron acompañas de sus familiares.

Fueron 120 horas de capacitación en el arte de la costura y confección, dentro de este proceso formativo las aprendices lograron recibir capacitación en ocho tipos de faldas con diferentes estilos y algunos accesorios, como moñas, diademas, cintillos, shorts, pretinas y tres pasos.

“Ixora consiste en la marca de nuestras faldas que lleva el slogan de “inclusivas y autónomas”. Es un emprendimiento hecho con mujeres tanto de la comunidad aledaña al espacio territorial que se encuentra en la vereda de Caño indio, en Tibú, como mujeres que estamos en proceso de reincorporación”, afirmó Katherine, una beneficiaria de este proyecto.

Trabajo en equipo, cooperación y creatividad son los pilares para obtener buenos frutos. Estas mujeres buscan obtener una independencia económica y una transformación social. Entre puntada y puntada, estas mujeres esperan lograr los propósitos de tener una vida.

“La idea es generar autonomía económica para las mujeres con miras a prevenir la violencia basada en género. Este es un pilar fundamental que tenemos, porque la violencia contra la mujer es general pero en la zona rural está más marcada, porque las mujeres no tienen dónde ir a trabajar, siempre tienen que depender de sus parejas sentimentales”, agregó Katherine.

Estas mujeres sueñan con tener su propio almacén para comercializar sus productos en Cúcuta, para demostrarle a la gente su templanza, carácter y talento.

Fue la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), en articulación con la Fundación de Estudios Superiores Comfanorte (FESC), quienes lideraron el encuentro académico que se convirtió en el espacio para el empoderamiento de las mujeres en proceso de reincorporación que entrelazan sus historias, para crear un solo pasó hacia el éxito.

“Desde la ARN se trabaja de la mano para orientar y acompañar este sólido camino de paz con legalidad que hoy se recorre en Norte de Santander, mujeres que sueñan con su proyecto productivo orientado al éxito y la sostenibilidad económica”, dijo Andrés Stapper Segrera, director general de la ARN.

Finalmente, esta mujer en proceso de reincorporación envió un mensaje al pueblo colombiano: “estamos intentando generar un espacio de convivencia, un espacio de autonomía, y desde nuestro taller hacemos un aporte a la sociedad. Estamos también diciéndole al pueblo colombiano que nosotras existimos, que desde la ruralidad profunda tenemos muchos sueños y deseos de seguir en este proceso de consolidar la paz". 

Fuente
Sistema Integrado Información