Protesta de Asobares en Cúcuta
Foto de Cortesía para RCN Radio
26 Abr 2021 07:17 PM

Más de un 50% de propietarios de discotecas y bares se declaran en quiebra en Norte de Santander

Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo
Los toques de queda durante la pandemia han afectado la economía de negocios nocturnos de la región.
En Cúcuta se realizó una protesta pacífica por parte de Asobares, quienes consideran que las medidas restrictivas que se han aplicado durante la pandemia los ha perjudicado con el cierre de locales y pérdida de empleos directos e indirectos
 
José Luis Mora presidente de la asociación de bares y discotecas en Norte de Santander, dijo a RCN Radio "llevamos un año afrontados momentos muy duros, como si nosotros fuéramos los responsables del covid-19, hemos cumplido con el protocolo de bioseguridad y mientras tanto los toques de queda los fines de semana, nos sigue arrojando cuantiosas pérdidas económicas".
 
 
Así mismo, dijo que más de un 50% de los propietarios de restaurantes y bares son los más perjudicados, quienes deben pagar arriendo, nómina de empleados, y servicios públicos, enfrentando el cierre de sus locales después de las 10 de la noche los fines de semana, época de mayor venta.
 
Carlos Mendoza propietario de una discoteca de Cúcuta dijo a RCN " cada medida se convierte en una pesadilla para nosotros, porque sabemos que buscan evitar aglomeración y un rebrote del covid, pero nosotros enfrentamos otra realidad, la disminución de nuestras ventas, esto origina dificultades para el pago de empleados y lograr sostener nuestros negocios".
 
En medio de la protesta los empresarios rompieron platos de porcelana frente a las instalaciones de la alcaldía de Cúcuta y expresaron su inconformismo " no debemos porque seguir pagando los platos rotos, reclamamos el derecho a la igualdad laboral".
 
 
Así mismo, dijo "que en los meses de diciembre y enero nuestros negocios estuvieron cerrados, siendo el período de mayor consumo de bebidas embriagantes,  nos preparamos para el mes de mayo de la madre y aspiramos incremento de servicios y ahora nos dicen de alerta roja".
 
Bogotá, Cali, Cúcuta, Chinchiná, Duitama, Ibagué, Manizales, Montería, Neiva, Sogamoso, Tunja, Valle del Cauca y Villavicencio se unieron para protestar y pedir al Gobierno ayudas económicas, según el gremio; no les han ayudado con ningún tipo de alivio que les permita pasar las cuarentenas los fines de semana,  ya que esos días eran los más productivos para este gremio.