Laritza Jaimes, Concejala de Tibú
Laritza Jaimes, Concejala de Tibú
Alcaldía de Tibú
15 Nov 2020 02:11 PM

Investigan amenazas contra concejala del municipio de Tibú, Norte de Santander 

La munícipe solicita atención por parte de las autoridades nacionales. 

Las autoridades en Norte de Santander están investigando las amenazas de supuestas disidencias de las Farc y el Eln contra la concejala del municipio de Tibú por el partido Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS, Laritza Jaimes, quien fue declarada objetivo militar. 

En las últimas semanas, la concejal de este municipio en el Catatumbo ha recibido múltiples amenazas a través de mensajes de whatsapp, los cuales son enviados de números desconocidos y que posteriormente son eliminados. 

Le puede interesar: Crecientes de ríos destruyeron acueductos rurales en Norte de Santander

"La semana pasada fueron las Farc que me enviaron mensajes amenazándome, ahora es el Eln que me acusa de corrupta y me dan 24 horas para salir del municipio" expresó la concejal del municipio de Tibú. 

La munícipe ha señalado que desde el pasado mes de mayo, han estado recibiendo llamados por parte de estos grupos armados a las afueras del municipio, llamados que no han sido atendidos por temor. 

Ha indicado que tampoco ha recibido el respaldo por parte del gobierno nacional, quienes ya están al tanto de esta situación desde que se originaron. 

El partido Político Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS, que le dio el aval en las pasada elecciones a esta persona, han solicitado garantizar la seguridad de la concejal que teme por si vida. 

Las amenazas a la política en el Catatumbo, han sido dadas a conocer a través de diferentes medios, las cuales le dan incluso horas para salir de la región, para no ser declarada objetivo militar.

Lea también: Cúcuta Deportivo: alcalde propone crear fiduciaria para comprar y salvar el equipo 

Asimismo, manifestó que previo a asumir su curul en el concejo de Tibú, no había recibido amenazas por parte de actores armados que delinquen en la zona. 

La Defensoría del Pueblo y la Unidad Nacional de Protección desde que se denunciaron estos hechos, han realizado el acompañamiento a la concejal, quien ha pedido acompañamiento permanente por parte de las autoridades.