Violencia en el puerto de Buenaventura.
Un hombre sujeta restos de balas en las calles del barrio Juan XXIII, en Buenaventura.
AFP
27 Ago 2021 02:36 PM

Comisión Colombiana de Juristas concluyó que han sido asesinados 84 líderes sociales este año

Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207
Entre tanto documentaron que durante el paro nacional 1.790 personas resultaron lesionadas.

La Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) emitió un informe en el que documentó las vulneraciones de derechos humanos que se registraron durante el primer semestre de este año en Colombia y en el que las víctimas, fueron principalmente líderes sociales e indígenas. 

Según el reporte se registraron 84 homicidios entre ellos un caso de desaparición forzada en el territorio nacional. 

También se logró identificar que las amenazas e intimidaciones se enfocaron en las personas que denunciaron casos de injusticia y exclusión social dentro del paro nacional. 

El informe también incluyó los reportes entregados por la Campaña Defender la Libertad sobre agresiones registradas entre el 28 de abril y el 30 de junio, periodo en el que se desarrolló el paro nacional. 

De acuerdo con el reporte 1.790 personas resultaron heridas "por la actuación desproporcionada de la Policía Nacional, el ESMAD y civiles armados no identificados; 298 personas defensoras de DD.HH. agredidas en el marco de su labor de acompañamiento a las jornadas de protesta social; 808 mujeres víctimas de violencias policiales; 106 personas víctimas de violencias basadas en género; 3.274 personas detenidas abusivamente", señalan apartes del informe. 

Además se destacó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó los ataques de violencia que se registraron en el desarrollo de las manifestaciones del paro nacional. 

"Durante el primer semestre de 2021, las afectaciones en contra de los liderazgos relacionados con la defensa de los derechos de las comunidades indígenas registraron un total de 26 casos, que representan un 31 % del total general (84 casos), evidenciando la continuidad y la focalización de la violencia en contra de las personas defensoras de los derechos originarios, quienes constantemente luchan por la reivindicación de su permanencia en los territorios colectivos, la pervivencia de su ancestralidad y la autonomía en las decisiones organizativas y comunitarias", destacó finalmente la CCJ. 

Fuente
Sistema Integrado de Información