Destrucción de laboratorio de cocaína en Norte de Santander
Foto de Cortesía de Ejército
24 Oct 2021 04:46 PM

Ejército destruye laboratorio para procesamiento de cocaína del Eln en Norte de Santander

Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo
En un mes el laboratorio producía 6 mil millones de pesos.

En zona rural del municipio de Tibú, fue destruido laboratorio para procesamiento de cocaína, que tenía  una capacidad de producción  de más de una tonelada de estupefacientes al mes.

En una operación realizada por la Policía, Ejército y Fuerza Aérea se  ubicó y destruyó un complejo para la producción de clorhidrato de cocaína, compuesto por una estructura extendida en un área de 800 metros cuadrados en la vereda Campo seis zona rural de Tibú.

Le Puede Interesar: Socializan proceso electoral de las curules para las víctimas en el Catatumbo

 Durante la operación las tropas destruyeron este complejo ilegal que tenía una capacidad de producción de más de una tonelada de estupefacientes al mes, lo cual representaba para su andamiaje financiero ilegal un aproximado de 6.700 millones de pesos.

 En el lugar se encontraron también más de 1.000 kilos de clorhidrato de cocaína, 300 kilogramos de insumos sólidos y 1000 galones de insumos líquidos.

Le Puede Interesar: Esta semana se anunciarían capturas por asesinato de dos jóvenes en Tibú (N.Santander)

De acuerdo a labores de inteligencia se presume que las sustancias ilícitas serían enviadas a Venezuela y México, a través afluentes hídricos y rutas clandestinas presentes en los lugares más alejados de la región del Catatumbo.

El Comando Operativo Energético Nº1, perteneciente al Comando Específico de Norte de Santander,  dijo que continuará desarrollando operaciones militares de manera conjunta, coordinada e interinstitucional, tendientes a golpear de manera irreversible la cadena del narcotráfico de los grupos armados organizados, quienes auspician sus acciones terroristas con sistemas económicos ilegales.

Así mismo, dijo que estas son las causas de las acciones violentas realizadas por parte del Eln y disidencias de las farc,  en varios municipios del Catatumbo y de la zona rural de Cúcuta en Norte de Santander, como retaliación a la destrucción de cultivos de coca y de laboratorios para procesamiento de cocaína.