Policía vigila calles de Tibu, en la región del Catatumbo (Norte Santander)
Un policía vigila las calles de Tibu, en la región del Catatumbo, departamento de Norte Santander.
AFP
15 Mar 2021 07:26 AM

Orden público, factor que retrasaría la entrega de vacunas contra el covid-19 en el Catatumbo

Grupos armados instalaron explosivos en área dispuesta para recibir vacunas.

La situación actual de orden público que se presenta en la zona del Catatumbo genera preocupación entre la comunidad y las mismas autoridades de salud en Norte de Santander, en el marco del proceso de vacunación que se adelanta en la región.

Hechos violentos como la instalación de explosivos en un helipuerto dispuesto para recibir vacunas transportadas vía aérea desde Cúcuta en el municipio de Teorama, y el fortalecimiento de combates entre actores armados en municipios del alto Catatumbo, ponen en riesgo la distribución de decenas de dosis contra el virus que han sido priorizadas para esta región.

El gobernador de Norte de Santander Silvano Serrano, afirmó que una de las principales barreras para entregar estas dosis a la población local es el transporte aéreo y su seguridad.

“Para llevar estas vacunas al Catatumbo, contamos con el apoyo de la fuerza pública, pero dependemos de la disponibilidad para el transporte aéreo, la cual es una de las principales barreras; la otra situación es el tema de orden público que se está presentando y no podemos generar ninguna situación que nos genere pérdidas de estas vacunas por las situaciones de orden público que atraviesa el departamento” expresó el gobernador.  

El panorama se ha tornado más complejo en la zona, luego que el pasado fin de semana, miembros de las disidencias de las Farc, instalaran explosivos en un área dispuesta para la llegada de vacunas desde la ciudad de Cúcuta para ser distribuidos en la región.

Hechos que se presentaron en la vereda Cuatro Esquinas del municipio de Teorama, en la zona del Catatumbo, donde miembros de la Fuerza de Despliegue Rápido adscrita a la segunda división del Ejército, ubicaron un campo minado con material explosivo, listos para atentar contra la fuerza pública y civiles ubicados en la zona, instalado por parte de las disidencias de las Farc que delinquen en la región.

Ante esta situación, las comunidades campesinas han señalado que están dispuestos a acompañar a la fuerza pública y a los profesionales de la salud en territorios, con el fin de inmunizar a la totalidad de los habitantes de esta zona del departamento.

Fuente
Sistema Integrado de Información