Las autoridades no descartan que este armamento incautado, pertenezca a los combos que delinquen en esta zona del nororiente de Medellín.
Foto archivo
23 Mar 2021 04:31 PM

Autoridades decomisan material de guerra del Clan del Golfo en zona rural de Cúcuta

Gerson
Cambas
@gersoncambas
El material de guerra se encontraba escondido en medio de la vegetación a pocos kilómetros de lafrontera con Venezuela.

En medio de fuertes combates en zona rural de Cúcuta, las autoridades  dan un duro golpe a  la estructura  del  Grupo Armado Organizado-Gao Clan del Golfo, en donde re recupera abundante material de guerra,  que se encontraba escondido en la vereda Limoncito del corregimiento Buena Esperanza.

Le puede interesar: Durante el puente festivo se movilizaron por las diferentes vías de Norte de Santander 33. 280 vehículos

En la acción ofensiva, las tropas de la Trigésima Brigada del Ejército, de manera articulada con la Policía, hallaron dos fusiles marca Bushmaster, cuatro proveedores, 280 cartuchos y radios de comunicación, alrededor del lugar, en el registro posterior del área.

Cabe resaltar que en la ofensiva militar en el departamento Norte de Santander la fuerza publica ha logrado la destrucción controlada de laboratorios para el procesamiento de clorhidrato de cocaína en la vereda Pueblo Nuevo Rio de Oro Cesar  igualmente en la vereda San Roque del municipio de Sardinata.

Mientras que en la provincia de Ocaña, Policía de carreteras realiza el decomiso de 130 cartuchos de fusil 5.56 mm además una granada de humo cuando realizaban un puesto de control en el sitio antes mencionado.

Le puede interesar: Asesinado soldado en Norte de Santander por francotirador del Eln

Durante el fin de semana un agricultor junto a un menor de 14 años que se encontraban caminando en la zona de la Silla municipio de Tibu fueron afectados al pisar accidentalmente una mina antipersona que fue dejada por grupos al margen de la ley y en donde uniformados de la Segunda División del Ejército realizaron el traslado de las personas heridas hasta una clínica de la capital  de Norte Santandereana para la atención de estas personas convirtiéndose en una flagrante violación al derecho internacional humanitario.

Con estas operaciones, la fuerza pública continua la misión de resguardar a los ciudadanos de estos grupos irregulares que se concentran en intimidar a la población civil con atentados, extorsiones, homicidios selectivos y acciones de narcotráfico.