Quemados con pólvora.
RCN Radio
16 Oct 2020 06:08 PM

Con soporte ventilatorio permanece menor de 3 años que cayó a una paila hirviendo

Los médicos luchan por salvarle la vida al pequeño.

Personal del pabellón de quemados del Hospital Universitario de Santander, hace lo humana y medicamente posible por salvarle la vida al menor de 3 años de edad que cayó a una paila hirviendo en la que se produce la panela.

El estado de salud del menor es crítico, toda vez que el accidente ocurrido en un trapiche en el municipio de San Joaquín (Santander) le generó quemaduras de tercer grado en casi el 100% de su cuerpo.

Carlos Ramírez, jefe del pabellón de quemados del HUS, manifestó que el niño está bajo pronóstico reservado y con soporte ventilatorio.

"El niño está bastante delicado puesto que las quemaduras son demasiado extensas y profundas y casi el 100% de su cuerpito fue afectado. En este momento está con soporte ventilatorio, se está haciendo todo lo posible por mantenerlo ahí pero es muy complicado", dijo el jefe del pabellón de quemados del Hospital. 

Indicó que el pequeño está siendo sometido a las intervenciones necesarias que le permitan tratar las lesiones ocasionadas por la quemaduras, pero que el caso es muy complejo.

"Con una quemadura como estas se afectan absolutamente todos los órganos, no hay ninguno que se escape. Empezando por el sistema inmunológico, todos los sistemas se vieron afectados, los padres están informados del pronóstico reservado", agregó Carlos Ramírez, jefe del pabellón de quemados del Hospital Universitario de Santander. 

Los padres del menor fueron informados del pronóstico reservado del pequeño, por quien los médicos están haciendo todo lo posible para tratar de mantenerlo con vida.

Fuente
Sistema Integrado de Información